Boda, Música

6 Consejos para elegir el Dj de tu Boda

 

A veces me planteo cómo sería la historia si yo fuese el que se va a casar, como si  ese que se va a casar fuese yo, y tuviera que elegir el dj para mi boda.
Hace mucho tiempo que veo como se multiplican los djs a mi alrededor, es como una especie de boom donde todo el mundo puede pinchar y super barato.
Me gustaría romper una lanza por los djs que llevamos tiempo haciendo esto para decir que no todo el mundo podría trabajar como dj en una boda. Puede parecer algo muy fácil, pero si lo quieres hacer especial y quieres que todos guarden ese recuerdo digamos “musical”, entonces, necesitas a alguien que pueda hacerlo. No basta con pinchar los 5 o 6 temas actuales y vamos que nos vamos, tienes que sorprender sin asustar a tu público, debes conocer música desde por lo menos los años 70 hasta el año actual, y ser muy muy resolutivo y paciente.
Un dj para bodas que medio quiera intentarlo, debe reunir al menos esas cualidades, (o al menos lo que pienso por experiencia) de lo contrario puedes tener una boda muy barata pero un pésimo servicio de amenización. Si vas a contratar un dj para tu boda, te voy a dar algunas pautas que te ayuden a elegir un buen dj para tu boda:

1.Edad. Si el dj de tu boda tiene de 18 a 20 años, descártalo, no le ha dado tiempo aún a recibir un amplio abanico generacional de artistas y géneros musicales.

2.Agencias Si es una agencia de djs, pídeles que te digan quien va ser el dj de tu boda, tómate la molestia de conocerle, el va a ser vuestro aliado, es bueno que os conozcáis y charléis sobre lo que queréis y lo que no.

3.Presupuestos. Si son de 3 a 4 horas de amenización con iluminación y sonido, y te cuesta 350 €,  habrá escasa calidad de iluminación y sonido.

4.Busca la versatilidad musical del dj. Cuando conozcas al dj de tu boda, pídele que te hable no solo de lo que quieres el día de tu boda, también descubre sus gustos, debes apreciar que ese dj está abierto a todos los estilos musicales porque eso querrá decir que puede utilizar muchas cartas musicales y sabe jugar con los géneros.

5.Playlist. Ya se que en lo que dura la preparación de una boda poco tiempo queda para oír música, pero tu pareja y tú debéis componer una lista de canciones que queráis que estén el día de la boda si o si. ¿Por qué? Pues porque aunque el dj cuenta con capacidad de entender lo que se quiere ese día, la playlist, le ayuda en el directo para que no quede nada en el tintero.

6. Objetividad musical. Hay parejas que crean playlist abiertas y las comparten con sus amigos, ellos van sumando canciones y se compone una playlist. Cuidado, es normal que tus amigos se emocionen añadiendo absolutamente de todo, esto no está del todo mal, pero buscad la objetividad musical de los temas en el contexto de una boda, entendiendo por ello que si añaden 500 días y 500 noches de Sabina, puede sumir a la boda en sueño crónico.